Gracia en Cristo: La letra, el espíritu y la supuesta abolición de la ley

viernes, 3 de diciembre de 2010

La letra, el espíritu y la supuesta abolición de la ley

http://www.theoi.com/Daimon/Nomos.html

La palabra “Ley” fue la traducción que nos dieron en el Nuevo Pacto de la palabra Hebrea “Torah” pero que su real significado es “Instrucción”, “Enseñanza”. Esta misma palabra en griego es “nomos”. Cuando el apóstol Pablo le habló a los griegos utilizó el término “nomos”. “Nomos” no significa Ley. Según el diccionario Griego esta palabra significa "lo válido, lo que está en vigencia".

Ver diccionario ilustrado de la Biblia

Estudio sobre la letra, el espíritu y la supuesta abolición de la ley

2 Corintios 3:3 Las tablas de piedra que son cambiadas con Yeshúa en corazón de carne


Desde el principio el objetivo de Dios como Padre fué que su voluntad estuviese escrita en nuestros corazones, y que éstos fuesen de carne y no de piedra, es decir que se cumpliese lo que está escrito en Gálatas 5:6 la fe que obra por el amor, concepto diametralmente opuesto a los que quieren agradar en la carne de Gálatas 6:12, guardando apariencias y comportamientos externos propios de la persona, pero sin una conversión verdadera.

Proverbios 3:1-4  Hijo mío, no te olvides de mi ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán. Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.

Proverbios 7:1-3  Hijo mío, guarda mis razones, y atesora contigo mis mandamientos. Guarda mis mandamientos y vivirás, y mi ley como las niñas de tus ojos. Lígalos a tus dedos; escríbelos en la tabla de tu corazón.

Nunca hubo otra forma de salvación que no fuese por gracia, por medio de la fe en Yeshúa el Mesías. Nada puede limpiar al hombre sino el acto misericordioso de Dios quien por medio de Él quitó el pecado (Hebreos 9:26) y terminó con la enemistad ocasionada por la voluntad humana y los mandamientos de hombres para con Dios y su voluntad (Efesios 2:15).

Ezequiel 36:25-28  Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.

2 Corintios 3:6 La letra mata mas el espíritu vivifica

La letra escrita en un corazón de piedra, es decir no renovado, no transformado por la gracia de Dios, no puede vivificar a la persona, ya que para esto es necesario que Dios ponga su Espíritu en nosotros. Sin la revelación de la persona de Yeshúa el Mesías y su obra, y sin ser engendrados por el Espíritu, la palabra escrita solamente nos comunica la acusación que pesa sobre nosotros (Colosenses 2:14).

Lucas 24:44-45  Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras.

2 Corintios 3:7 El ministerio de muerte

El problema no es con la ley, es con el medio en que fué escrita, en tablas de piedra.

2 Corintios 3:7 tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer,

El velo que no permite ver através es la dureza del corazón, la mente no convertida. Aún así había gloria al explicar las leyes a personas con corazones de piedra, siendo este un ministerio de condenación porque trajo a la luz el pecado. El ministerio del perdón de los pecados sería más glorioso.

Éxodo 34:29-35  Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios. Y Aarón y todos los hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a él. Entonces Moisés los llamó; y Aarón y todos los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló. Después se acercaron todos los hijos de Israel, a los cuales mandó todo lo que Yahweh le había dicho en el monte Sinaí. Y cuando acabó Moisés de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro. Cuando venía Moisés delante de Yahweh para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía; y saliendo, decía a los hijos de Israel lo que le era mandado. Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios.

2Corintios 3:11  Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece. Si el ministerio de escribir la ley en corazones de piedra que perecen tuvo gloria, más glorioso será el ministerio de escribir la ley en corazones de carne.

2Corintios 3:13  y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido.

Esto es para que luego de escuchar a Moisés con sus corazones de piedra, no pusieran la vista en la justicia de Dios que demandaba la muerte del pecador (es decir con la intención de agradar en la carne, sin creer primero en el Mesías para ser transformados y que este velo fuese quitado, ya que la Justicia de Dios solo produciría en ellos condenación).

Gálatas 2:19  Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.

Para que no pusieran la vista en el fin del ministerio de muerte o condenación sino que fuesen impedidos de verlo por su inclinación al mal. Cumpliéndose aquí la palabra de Marcos 4:12  "para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados". Esto estaba profetizado en Isaías 6:9-10.

La justicia de Dios, que demandaba la muerte del pecador, estaba impedida de ser contemplada. Luego de que Moisés diera la instrucción y explicase la justicia, esta se constituía en un ministerio de condenación por causa de los corazones de piedra, que no soportaban contemplarla. Esta condenación y no los mandamientos es la que Yeshúa anuló en la cruz (Colosenses 2:14) al recibir Él mismo  en su carne nuestro castigo, mostrándonos así su amor.

Si se trata del esfuerzo del hombre de querer agradar en la carne (Gálatas 6:12, Romanos 8:8), su justicia propia (Romanos 10:3, Filipenses 3:9), eso va a ser consumido, pero si es fruto del espíritu permanecerá para siempre.

El velo es la carne, la inclinación al mal, cuando esto permanece el entendimiento está embotado, pero en la conversión, el velo como carne o inclinación al mal es descubierto, cuando la persona se convierte al Mesías. De Dios depende que este velo sea quitado para ver a Cristo (2 Corintios 3:16).

2Corintios 3:17  Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

Libertad es redención, para andar en sus mandamientos y ponerlos por obra. La esclavitud es la inclinación al mal, la desobediencia es la que trae muerte y esclavitud al pecado (Juan 8:34 y Romanos 6:16-18).

Salmo 119:44-45  Guardaré tu ley siempre, para siempre y eternamente. Y andaré en libertad, porque busqué tus mandamientos.

Juan 8:31-32  Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Santiago 1:22-25  Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

La ley no esclaviza ni ata, la ley liberta. Será manifiesto que andamos en libertad cuando Dios  obre sus mandamientos en nosotros.

2Corintios 3:18  Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

De gloria en gloria Moisés les relataba los mandamientos de Dios, solo que no les aprovechaba por recibirlo con corazones de piedra. Andad pues en el espíritu y no satisfagais los deseos de la carne (Gálatas 5:16). Y qué es andar en el espíritu, andar según la palabra de Dios. Ahora de gloria en gloria podemos andar en el espíritu, andar en su palabra es andar en libertad.

1Pedro 2:15-16  Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

Ahora bien, el pretexto de la libertad mal comprendida es utilizado por los falsos maestros que con filosofías y sabiduría humana seducen a los que habían dejado la esclavitud del pecado y la desobedicencia:

2Pedro 2:17-19  Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre. Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error. Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.

Efesios 2

Aclaración de versículos relacionados a la abolición de la ley


Efesios 2:12  En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.

La persona salva por Yeshúa pasa a ser pueblo de Dios, dejando de ser gentil (aunque algunos nunca dejaron de serlo como se muestra en Mateo 18:17), obteniendo la ciudadanía de Israel y los pactos de la promesa.

Efesios 2:15  aboliendo en su carne la enemistad, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas.

La ley expresada en ordenanzas y dogmas (en griego) que Yeshúa abolió son los mandamientos de hombres, que son los que hacían diferencia entre gentiles y judíos, la ley de Dios nunca hizo esta diferencia para aquellos gentiles que deseasen convertirse a la ley de Dios.

El templo Judío tenía una señal de " prohibido el paso" que impidió a todas las personas no Judías ir más allá de una cierta área. Se aplicada la pena de muerte. Los no judíos podían ir sólo hasta el Tribunal de los Gentiles, y las mujeres Judías podrían ir sólo hasta el Tribunal de las Mujeres.(Pero esto no se encontraba en la Toráh).

El templo fue rodeado por los tribunales que formaron cortinas de separación del interior del santuario al Lugar Santísimo. El tribunal interior  era el Tribunal de los Sacerdotes que constantemente asistían a los sacrificios diarios y dirigían la adoración de Yahweh. Después fue el Tribunal de Israel en el cual sólo los hombres Judíos podían entrar y adorar. Después de esto fue el Tribunal de las Mujeres, que indicaron, que las mujeres Judías no podían ir más allá en el templo. El perímetro externo era el Tribunal de los Gentiles con una barricada de cinco pies que dio la vuelta del recinto del templo entero. En intervalos sobre la pared que separaba al Judío de la gente no Judía, se leían inscripciones advirtiendo que no se permitía a personas no Judías entrar en el recinto Judío bajo la pena de muerte.

Los arqueólogos encontraron una inscripción de piedra en 1871 que remonta al templo Judío. En esta se lee, "Ningún extranjero debe entrar dentro de la barandilla y el muro de contención alrededor del santuario. Cualquiera  que sea atrapado tendrá que culparse el mismo seguido de su propia muerte".

Recordemos lo que dice en Romanos 8:7 "Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden". La mente carnal es enemiga de Dios, porque no cree en Él y por lo tanto no se sujeta a su voluntad. Ver también Colosenses 1:21-22. Sólo por el amor que Dios derramó en nuestros corazones, por gracia, es que la mente de Yeshúa en nosotros puede decir lo que está escrito en Salmos 119:77 y 174 "Tu ley es mi delicia".

Abolir es dejar sin vigencia, terminando en su carne la enemistad, ahora tanto gentiles como judíos son ciudadanos, los gentiles ya no son extranjeros de la ciudadanía de la Jerusalén celestial. Ya no se los considerará un pueblo aparte, sino que será derribado el muro de separación que literalemente los judíos habían construido dentro del atrio del templo para segregar a los gentiles.

En el original griego nos habla de una pared y un cerco que eran los mandamientos y ordenanzas humanas (talmud) especialmente en relación a los gentiles. Ver la interpretación del griego interlineal de Efesios 2:14 y 15

Efesios 2:14 (IntEsp-NA27+) αυτος G846:P-NSM Él γαρ G1063:CONJ porque εστιν G1510:V-PAI-3S está siendo η G3588:T-NSF la ειρηνη G1515:N-NSF paz ημων G1473:P-1GP de nosotros ο G3588:T-NSM el ποιησας G4160:V-AAP-NSM habiendo hecho τα G3588:T-APN a los αμφοτερα G297:A-APN ambos (grupos) εν G1520:A-ASN uno και G2532:CONJ y το G3588:T-ASN el μεσοτοιχον G3320:N-ASN muro del (en) medio του G3588:T-GSM de el φραγμου G5418:N-GSM cerco λυσας G3089:V-AAP-NSM habiendo disuelto

Efesios 2:15  (IntEsp-Tisch+)  την G3588:T-ASF a la εχθρας G2189:N-ASF enemistad εν G1722:PREP en τη G3588:T-DSF la σαρκι G4561:N-DSF carne αυτου G846:P-GSM de él τον G3588:T-ASM a la νομον G3551:N-ASM ley των G3588:T-GPF de los εντολων G1785:N-GPF mandatos εν G1722:PREP en δογμασιν G1378:N-DPN decretos καταργησας G2673:V-AAP-NSM

Generalmente necesitamos dos testigos (pasajes) para afirmar una verdad bíblica, por lo que es muy enriquecedor comparar lo que dice el Salmo 62:3-4 ¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre, tratando todos vosotros de aplastarle como pared desplomada y como cerca derribada? Solamente consultan para arrojarle de su grandeza. Aman la mentira; con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón.

Esta pared desplomada son los mandamientos de hombres, este cerco derribado es la ley de los hombres que Yeshúa derribó y con la cual buscaban aplastarle, consultándola solamente para arrojarlo de su grandeza. Más aún teniendo en cuenta lo que dice la Toráh en Levítico 19:34  "Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo YHWH vuestro Dios".

Marcos 7:7-9  Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.